• Català
  • Español
  • Julio SuárezLa Guerrilla Comunicacional

    La banda sonora del documental “Lolo Rico: la mirada no inventada”, que estamos a punto de finalizar, está siendo realizada por uno de los mejores compositores que tenemos en nuestro país, Paco Viciana, aunque las circunstancias y montaje de este sistema, no hayan permitido que aún no se le reconozca como merece por su trabajo. Pero, la historia lo honrará, seguro.
    Además de esa composición, el audiovisual incorporaba dos temas musicales: “Ma Liberté” de Georges Moustaki y “Con la libertad” de Rafael Amor. Como podéis ver, la “libertad” va a tener mucho protagonismo en el documental.
    He usado el verbo en pasado para referirme a la incorporación de las canciones, porque finalmente no vamos a utilizar la de Moustaki. La empresa francesa Paille Musique, gestora de los derechos de esa pieza y partícipe de la SACEM (la que sería la SGAE francesa), nos ha pedido la cantidad de 1.000 euros por una fracción de 40 segundos de dicho tema. Ante un presupuesto humilde de gastos obligatorios del documental que no pasará de los veinte mil euros.
    Nos negamos a pagar semejante barbaridad, pero propusimos a la gestora pagar una cantidad menor, explicando el proyecto, la utilización del tema y de que somos una productora alternativa, sin ánimo de lucro y con los recursos mínimos. Su respuesta fue inamovible, los mil euros o no utilizábamos la canción. Decisión nuestra, no utilizarla, buscaríamos otros recursos.
    Pero, analizando la situación, pensé que si el pobre Moustaki hubiese estado vivo, seguro que no hubiera permitido tremendo atropello. Primero, por no contradecir el significado mismo de la letra de la canción. Ya que nuestra libertad, en este caso y para el uso de este tema musical, ha quedado relegada a la disposición de un gran puñado de euros. Segundo, que el compositor de esa maravillosa canción, no hubiera permitido el trato de despotismo ante una organización que, no tiene otro deseo más allá del que no sea el de publicar un trabajo audiovisual con el tema de la libertad de fondo.
    Estas son las paradojas de este sistema. Le cantamos a la libertad pero pagando…, y mucho.
    Y por eso mismo nos llaman alternativos, porque siempre estamos buscando otras alternativas, otras vías que nos permita sacar adelante nuestros proyectos. Y gracias siempre a compositores y amigos como Paco Viciana y Rafael Amor, que nos cedieron, sin coste alguno, sus derechos, su trabajo e ilusión para este proyecto. Al final siempre acabamos dando la razón a los guionistas del mítico programa “La bola de cristal” por la ocurrencia de la frase: Solos no podemos, pero con amigos si, pues eso.

    Perfiles en Redes Sociales