• Català
  • Español
  • Estos últimos días el ritmo de trabajo ha sido muy intenso. Viajamos a provincias, más concretamente al Districto de Jacmel. Allí visitamos un punto de alfabetización, en la comunidad de Lavanno, donde realizamos la filmación de dos entrevistas e imágenes de recursos.

    Me llevé la grata sorpresa de que las dos mujeres entrevistadas, una facilitadora y una mujer letrada a través del método “We, mwen kapab” (Yo, sí puedo en Creol), contestaron muy bien a las preguntas, con una seguridad que no había detectado en las entrevistas de Nicaragua y Venezuela. La Sra. Lorantha Jean Louise, mujer campesina de facciones muy marcadas, me agradó su saber estar sin tener ninguna pena por colocarse delante de una cámara. La observaba, mientras respondía a las preguntas, intentando imaginarme su vida. Y me alegraba por ella, aunque ya en una edad avanzada, había conseguido aprender a leer y a escribir.

    Por el camino a Jacmel, hemos descubierto un Haití que no me esperaba. No sé por qué pero siempre tendemos a imaginarnos las cosas como no son y, al final, siempre la realidad, te supera. Haití es muy montañoso y sorprende ver como en las laderas de las montañas, de grandes y empinadas pendientes, las haitianas y haitianos trabajan la tierra.

    Hoy hemos vuelto a trabajar en Petionville. Nos faltaban dos entrevistas, más sus imágenes de recurso, para acabar todo el rodaje. Y así ha sido. Tenemos todo el rodaje realizado y no podemos estar más contentas. El trabajo de apoyo de la Brigada Educativa Cubana ha sido primordial. No sólo nos han dado apoyo, han trabajado con nosotros en la producción, nos han acompañado en todas las circunstancias y han sido una compañía inmejorable. Ellas nos comentaban el otro día que los haitianos tienen el ser serviciales como un rasgo innato. Y nosotras, hemos comprobado una vez más que, los cubanos y las cubanas, tienen el carácter solidario de forma natural, propio.

    Hemos acabado el rodaje y aún nos sobra un día, el cual dedicaremos a realizar una visita al Embajador de Cuba en Haití, Sr. Luís Castillo que, muy amablemente, nos ha invitado a su despacho para conocernos y preocuparse por nuestro trabajo y estancia en Haití. Después, como no podía ser de otra manera, compartiremos el poco tiempo que nos queda con las compañeras y compañeros cubanos y haitianos.
    A modo de reflexión, ya que no tengo los argumentos necesarios por el poco tiempo que hemos estado aquí, me gustaría comentar algunas consideraciones que bailan por mi cabeza en referencia a este país: 
    Me he informado de que existen en este país más de quinientas ONG’s. ¿Qué hacen? En Haití no existe el agua potable. No existe alcantarillado ni gestión alguna de los residuos. Tienen un problema grave de salubridad. En las últimas elecciones se presentaron más de cincuenta partidos diferentes, ¿de verdad que había más de cincuenta propuestas y programas electorales diferentes? El caos vial es patente. Observo varias casas, enormes, inmensas, con más de ocho habitaciones, justo al lado de una ladera llena de pequeñas viviendas con el techo de zinc, sin luz y sin agua. Hay haitianas y haitianos que no comen o comen una vez al día, mientras UNICEF realiza una convención en un hotel de la ciudad, con buenos banquetes para los invitados internacionales. Hay niñas y niños que recorren algunos kilómetros para llegar a la escuela, otros llegan en Audi, Porsche y Mercedes. La sanidad es un 85% privada. La gran mayoría de haitianas envían a sus hijos a la escuela más cercana posible, la minoría los envían a estudiar a los EEUU. La gran mayoría va a pie,  otra mayoría inferior en pequeños vehículos adaptados para transportar gente y la minoría van armados en su propio gran vehículo. La religión y sus empresas están por todas partes, pero ni dios obra milagro alguno aquí.

    Sin embargo, hay una cosa de las haitianas y haitianos que no puedo dejar de admirar: su sonrisa.

    Julio SuárezDiario de rodaje en Haití es un texto que no tiene más pretensión que el informar de nuestro trabajo de filmación del documental “Leo a la vida“, en este país y algunos comentarios respecto a su situación actual.

    Perfiles en Redes Sociales