• Català
  • Español
  • Esta misión, como todo en la vida, llegó a su fin. Hemos conseguido el objetivo de realizar todas las filmaciones, aquí en Haití, para el documental “Leo a la vida”. Parte fundamental del proyecto. Llegamos casi al final de la producción y nos espera, en adelante, todo un camino arduo: la postproducción, promoción y difusión.
    Aquí en Haití, la experiencia no ha podido ser mejor. Además de realizar nuestro trabajo, hemos podido conocer un poco la singularidad de este hermoso país, hacer buenas amistades con las haitianas y haitianos, y como no, nos llevamos en nuestro corazón el haber compartido con nuestras hermanas y hermanos del equipo de la Brigada Educativa Cubana, que son ya para nosotras como de nuestra familia, todo el trabajo y los buenos momentos vivido juntas.
    Hoy nos ha invitado el Embajador de Cuba en Haití, el Sr. Luís Castillo, a visitarlo en su mismo despacho de la embajada, para preocuparse por la realización de nuestro trabajo y nuestra estancia en Haití. Un gesto que le honra y que hemos querido agradecerle haciéndole entrega de un ejemplar del libro “De América soy hijo…”, escrito por nuestra querida Leonela Relys y que editó La Guerrilla Comunicacional.

    El Sr. Castillo nos ha dedicado dos intensas horas de conversatorio, donde hemos podido comprobar su alto nivel de conocimiento en geopolítica internacional, así como, su interés por el desarrollo del proceso de independencia que Catalunya está llevando a cabo. Para nosotras, es el tipo de reunión donde una sale con el convencimiento de haber aprendido más de política internacional que en una clase magistral en la universidad. Pero, ante todo, salimos de la embajada agradecidas de la preocupación de una persona por nosotras y nuestro humilde trabajo.

    Después de la visita a la embajada, nuestra familia cubana nos tenía preparada una cena espectacular, música y bailoteo, clases de bailes para sordas de pie como yo, risas, anécdotas, en definitiva, una despedida llena de amor, de amor sin condición, típico de las cubanas y cubanos, por que son así, amor y revolución.

    Un pequeño detalle. Cuando estábamos en la casa residencia de la Brigada Educativa Cubana ha entrado un pajarillo chiquitito, que parecía no saber salir de la casa. El compañero Dayán lo ha agarrado con cariño y lo ha dejado volar libremente, sin temer a chocar con ningún cristal. En ese momento, Lola me ha comentado: “Estoy segura que ese pajarillo era Leonela, que ha querido estar hoy aquí con todas nosotras”. (Sin comentarios).
    Nos vamos de Haití alegres por una experiencia excepcional. Mañana, cuando el avión levante el vuelo y empezemos a dislumbrar de nuevo todo el relieve de este pequeño país, grabaremos en nuestra retina todo ese paisaje, en nuestra mente lo vivido y en nuestro corazón a las haitianas y haitianos, a los cubanos y cubanas. 
    Nou pwal wè byento, paske pi bonè ke pi ta, chemen nou an ap rankontre ankò.
    Julio SuárezDiario de rodaje en Haití han sido unos textos que no tenían más pretensión que el informar de nuestro trabajo de filmación del documental “Leo a la vida“, en este país y comentar alguna singularidad de este hermoso país.

    Perfiles en Redes Sociales