• Català
  • Español
  • Read Time:13 Minute, 54 Second

    Antes:
    Patxi Andion, Luis Eduardo Aute, nosotras…

    [En poco tiempo se han marchado definitivamentedos iconos de la música que alguna gentede mi generación escuchábamos de jóvenesmás allá de las letras y la música. In memoriam.]

    En los orígenes estarán siempre escritos algunos nombres propios de un proceso que va pasando de unas a otros la poesía hecha rebelión y la rebelión envuelta en ternura: de Brassens —La mauvauise réputation o Les copains d’abord— a Paco Ibáñez, por ejemplo, o de las hermosas postales que nos llegaban de las américas, que acababan decorando buena parte de la habitación donde soñábamos, a las “noves cançons” de aquí y de allá que seguramente empezaban a alimentar lo que el amigo Xavier Diez denomina “onanismo de la identidad” cuando habla de la suicida fragmentación de la izquierda renunciando a la transformación social y la extensión de los valores republicanos. De las postales latinoamericanas podría escribir y escribir sin cansarme: nos traían las músicas de todas las revoluciones que fueron o que querían ser mientras el cóndor pasa  —Cuba, Nicaragua, Chile, Uruguay, Argentina, Brasil, Venezuela, Perú,… 

    y así hasta todos los demás— ilustrando las luchas de aquellos pueblos unidos y resistentes por siglos que jamás serán vencidos —Inti-Illimani —desiguales luchas que, como nos recordaba Eduardo Galeano, en esta extensa pero creo que obligada cita:
    Nos enseñaron que nosotras tenemos la alegría de nuestras alegrías, y también la alegría de nuestros dolores, porque no nos interesa la vida indolora, que la civilización del consumo vende en los supermercados. Y estamos orgullosos del precio de tanto dolor, que con tanto amor pagamos. Nosotros tenemos la alegría de nuestros errores, tropezones que muestran la pasión de andar y amor por el camino. Y tenemos la alegría de nuestras derrotas, porque la lucha por la justicia y la belleza valen la pena también cuando se pierden. Y sobre todo tenemos la alegría de nuestras esperanzas. En plena moda del desencanto, cuando el desencanto se ha convertido en artículo masivo y universal, nosotras seguimos creyendo en los asombrosos poderes del abrazo humano.
    [Y ahora creo que es el momento de invitarte a volver a escuchar el Canto general de Pablo Neruda-Mikis Theodorakis …de nada]

    Y cuando después de pasar por el Olympia parisiense llegaban a nosotros, se fundían con nuestras Grandola vila morenaCanto a la libertadCampanades a morts o Txoria txori —la que explica que,
    si le hubiera cortado las alashabría sido mío,no habría escapado.Pero así, habría dejado de ser pájaro.Y yo…yo lo que amaba era un pájaro.
    Y fundidos nos ayudaban a recuperar deprisa la memoria y la esperanza. Y jóvenes como éramos desobedientes e insumisas nosotras decíamos NO con fuerza, pasión y compromiso ayudados por los nuestros, desde aquel chaval de Xàtiva —nosaltres no som d’eixe món, ¿recuerdas?— hasta el Patxi Andion de El maestro  o de la popular y republicana Ay Manuela —«Andar a contracorriente es la obligación de un artista, no la opción» confesaba en una de las entrevistas del mes de La Guerrilla Comunicacional—, pasando por muchos y muchas otras que llamábamos cantautores comprometidos…
    https://player.vimeo.com/video/55549510?color=fcfcfcY así, soñando y luchando consumíamos las noches hasta llegar al alba cantada por Aute. En realidad escrita por él pero cantada por primera vez por Rosa León. Según las manifestaciones del propio Aute, la canción no fue escrita pensando en los tres miembros del FRAP y dos de ETA condenados a muerte y finalmente ejecutados por el franquismo. Él había tratado de componer un tema de amor que en principio no tenía relación con los fusilamientos. Y fue Rosa León quien al presentar la canción en un concierto unos días antes de los fusilamientos, la dedicó a los condenados, haciendo de Al Alba un himno definitivamente asociado a aquellos penúltimos asesinatos de la dictadura : 
    Miles de buitres calladosvan extendiendo sus alas.¿No te destroza, amor mío,esta silenciosa danza?¡Maldito baile de muertos,pólvora de la mañana!Presiento que tras la nochevendrá la noche más larga.Quiero que no me abandones,amor mío, al alba,al alba, al alba.

    Ara:La lectura del món és prèvia a la lectura de la paraula…(Paulo Freire)*(Traducción al castellano a continuación)
    Malgrat que els diccionaris oficials encara no els han obert la porta, lògic, el dia a dia va incorporant mots d’aquí i d’allà que s’inventen sobretot organismes, institucions i personatges d’una certa rellevància mediàtica. En la societat líquida dominant, però, algunes d’aquestes noves paraules generalment pretenen ocultar la realitat o enredar-la fins a fer-la irreconeixible. Un exemple d’això que ens arriba cada vegada amb més freqüència: sensellarisme, derivat del substantiu sensellar, que segons el TERMCAT*(1) significa «la situació d’una persona que no disposa de les mínimes condicions d’habitatge que permeten viure amb dignitat». Déu-n’hi-do, no? En castellà encara sona més rar: «sinhogarismo», que integra «los sintecho y los mal alojados», segons llegia fa poc en un titular de premsa.

    Podria aportar exemples dels diferents àmbits o temes de qualsevol de les ciències socials: des del feminisme a l’educació passant per la sociologia i l’economia. Però no ho faré, només vull deixar clar, amb el permís i la indulgència de la meva mestra i amiga Carme, que no m’agrada continuar llegint coses com «pobresa intermitent», «periferització social», «família sindiàsmica», «patriarcat colonial heteronormatiu», «democràcia imperfecta», «classes socials desafavorides» o «financiarització de la naturalesa»; com tampoc paraules, per molt acceptades que siguin pels encarregats del tema d’acceptar paraules, com gentrificació, racialització, colonialitat, blanquitud, futuràlgia —entesa com la nostàlgia de futurs millors— o catalanofonia —explicada així per l’autor d’una obra amb el mateix títol:…és un nom (relativament) nou per a una realitat que faríem bé de reinterpretar. És un intent de caracterització d’una comunitat lingüística que defuig programàticament els plantejaments identitaris i se centra, sobretot, en els factors comunicatius, interaccionals. Podríem dir que es una proposta que vol desidentitzar el fet de compartir una mateixa llengua i centrar els esforços a bastir una comunitat d’interessos més enllà de les emocions… 
    entesos? Ni encara menys neologismes com mena, «menor estranger no acompanyat» —quina bajanada, oi?. Ens diu Manuel Rivas, l’escriptor gallec autor del relat que va fer servir José Luis Cuerda a La lengua de las mariposas, que “las palabras contienen la historia de quienes las usan”. Quines i quantes riques històries pot arribar a contenir aquesta merda de paraula?

    La claredat i alhora la precisió, que haurien de cercar la major i millor comprensió d’un text, d’una idea complexa o d’un concepte nou, sembla que passen a un segon pla i interessa més el ressò mediàtic de l’última ocurrència lingüística malgrat que enfosqueixi o oculti el significat. En una entrevista recent Eric Toussaint deia: “La idea de gobiernos de gente experta es ganar tiempo, cansar al pueblo y convencerle de que no está preparado para definir lo que hay que hacer”. Voleu dir que en aquesta idea dels governs no hi col•laboren amb passió els que generen —i n’abusen— aquesta mena de postllenguatge ocultador i pervers que critico?
    És clar, jo no soc ningú per jutjar l’oportunitat i conveniència a l’hora de fer servir un mot que entén menys de l’1% de la població lectora o un altre de domini públic per dir el mateix o una cosa semblant, i el mateix serveix per als conceptes i expressions de tota mena. No soc ningú però crec que com a ciutadà que aspiro a un món socialista que generi més felicitat, més llibertat, més igualtat de drets i d’opcions de benestar, més justícia social i més solidaritat, hauria de poder aixecar la veu per denunciar excessos en molts escrits i discursos de l’esquerra anticapitalista i revolucionària que no arriben més enllà d’una minoria «educada» en aquesta cultura de l’excés.

    Reivindico, doncs, claredat, molta claredat, tota la veritat possible i, per què no?, una mica d’ironia o d’humor… [malgrat que sigui del tipus d’aquests gags que corren per les xarxes: “—España para los españoles. —Eso, que se jodan”; “—¿Capital de España? —La mayoría en Suiza”; “Hasta que punto ha llegado el PSOE que ahora parece que Pedro Sánchez, el pavo que pactó con Ciudadanos, es el puto Che Guevara.” o “Estamos perdiendo los mejores años de nuestra vida votando.”. Ja només amb la producció que ens regala l’amic Kalvellido tindríem un bon repertori per fer servir en qualsevol ocasió, malgrat que com li explico al Kalve que si fem parella li hauré d’advertir que “Lo más jodido de trabajar en equipo es convencer al resto de que no tienen ni puta idea”…]. Resumint: clar i català, i, en els temps del còlera i sempre, recordar que, com es diu, allò veritablement revolucionari és l’humor. És tan difícil?       -Final[I així, escapolint-me de tants fragments de memòria com els anteriors que venen i marxen ràpids algunes nits d’aquests dies increïbles, i sempre abans que pugui entendre d’on ve aquest intens sabor de mandarina que m’inunda, espero que arribi el moment que el carter truqui dues vegades a alguna porta fornellenca, el meu germà dimoni del carrer monturiol em torni a convidar a l’enyorat mig donut i pugui mirar per fi les hortes eugenienques novament prenyades de primavera.]
    P/D1. I com que va de metàfores, amistat, música i bilingüisme us regalo aquestes dues peces que ens acompanyaran sempre …
    Paco Ibáñez – Palabras para Julia:https://www.youtube.com/watch?v=Sa7T72nWa_A Pep Gimeno Botifarra – M’aclame a tu, d’Ovidi Montllor:https://www.youtube.com/watch?v=bfH-OGciN3k
    2. Y para estar en paz con todo el mundo, y seguir con las metáforas, el final final de esta página bilingüe en otras dos canciones que me hicieron un poco como soy.
    A las barricadas:https://www.youtube.com/watch?v=wZAgWC9G8WY La Internacional:https://www.youtube.com/watch?v=lJKZWf682y4

    Sebas Parra
    La Guerrilla Comunicacional

    Traducción:

    Ahora:
    La lectura del mundo es previa a la lectura de la palabra…(Paulo Freire)A pesar de que los diccionarios oficiales aún no les han abierto la puerta, lógico, el día a día va incorporando palabras de aquí y de allá que se inventan sobre todo organismos, instituciones y personajes de una cierta relevancia mediática. En la sociedad líquida dominante, sin embargo, algunas de estas nuevas palabras generalmente pretenden ocultar la realidad o enredarla hasta hacerla irreconocible. Un ejemplo de ello que nos llega cada vez con más frecuencia: “sensellarisme”, derivado del sustantivo “sensellar”, que según el TERMCAT*(1)  significa «la situación de una persona que no dispone de las mínimas condiciones de vivienda que permiten vivir con dignidad». ¿Tela marinera, no? En castellano aún suena más raro: «sinhogarismo», que integra «los sintecho y mal alojados», según leía hace poco en un titular de prensa.
    Podría aportar ejemplos de los diferentes ámbitos o temas de cualquiera de las Ciencias Sociales: desde el feminismo a la educación pasando por la sociología y la economía. Pero no lo haré, sólo quiero dejar claro, con el permiso y la indulgencia de mi maestra y amiga Carmen, que no me gusta continuar leyendo cosas como «pobreza intermitente», «periferización social», «familia sindiàsmica», «patriarcado colonial heteronormativo »,«democracia imperfecta»,«clases sociales desfavorecidas» o «financiarización de la naturaleza»; como tampoco palabras, por muy aceptadas que sean por los encargados del tema de aceptar palabras, como gentrificación, racialización, colonialidad, blanquitud, futuralgia -entendida como la nostalgia de futuros mejores- o catalanofonia -explicada así por el autor de una obra con el mismo título:…es un nombre (relativamente) nuevo para una realidad que deberíamos reinterpretar. Es un intento de caracterización de una comunidad lingüística que rehuye programáticamente los planteamientos identitarios y se centra, sobre todo, en los factores comunicativos, interaccionales. Podríamos decir que es una propuesta que quiere desidentizar el hecho de compartir una misma lengua y centrar los esfuerzos en construir una comunidad de intereses más allá de las emociones…
    ¿entendido?- ni mucho menos neologismos como mena, «menor extranjero no acompañado» -qué tontería, ¿verdad?. Nos dice Manuel Rivas, el escritor gallego autor del relato que usó José Luis Cuerda en La lengua de las mariposas, que “las palabras contienen la historia de quienes las usan”. ¿Que y cuántas ricas historias puede llegar a contener esta mierda de palabra?
    La claridad y al mismo tiempo la precisión, que deberían buscar la mayor y mejor comprensión de un texto, de una idea compleja o de un concepto nuevo, parece que pasan a un segundo plano y interesa más el eco mediático de la última ocurrencia lingüística aunque oscurezca o oculte el significado. En una entrevista reciente Eric Toussaint decía: “La idea de gobiernos de gente experta es ganar tiempo, cansar al pueblo y convencerle de que no está preparado para definir lo que hay que hacer”. ¿No te parece que en esta idea de los gobiernos no colaboran con pasión los que generan -y abusan- de este tipo de postlenguaje ocultador y perverso que critico?
    Evidentemente, yo no soy nadie para juzgar la oportunidad y conveniencia a la hora de utilizar una palabra que entiende menos del 1% de la población lectora u otra de dominio público para decir lo mismo o algo parecido, y lo mismo sirve para los conceptos y expresiones de todo tipo. No soy nadie pero creo que como ciudadano que aspiro a un mundo socialista que genere más felicidad, más libertad, más igualdad de derechos y de opciones de bienestar, más justicia social y más solidaridad, debería poder levantar la voz para denunciar excesos en muchos escritos y discursos de la izquierda anticapitalista y revolucionaria que no llegan más allá de una minoría «educada» en esta cultura del exceso.
    Reivindico, pues, claridad, mucha claridad, toda la verdad posible y, ¿por qué no?, un poco de ironía o de humor … [aunque sea del tipo de estos gags que corren por las redes: “- España para los españoles. -Eso, que se jodan “; “-¿Capital de España? -La mayoría en Suiza “; “Hasta que punto ha llegado el PSOE que ahora parece que Pedro Sánchez, el pavo que pactó con Ciudadanos, es el puto Che Guevara.” o “Estamos perdiendo los mejores años de nuestra vida votando.”. Ya sólo con la producción que nos regala el amigo Kalvellido tendríamos un buen repertorio para usar en cualquier ocasión, aunque cómo le explico a Kalve que si hacemos pareja le tendré que advertir que “Lo más jodido de trabajar en equipo es convencer al resto de que no tienen ni puta idea “…]. Resumiendo: clar i català*(2) , y, en los tiempos del cólera y siempre, recordar que, como se dice, lo verdaderamente revolucionario es el humor. ¿Es tan difícil?.
    -Final[Y así, escapándome de tantos fragmentos de memoria como los anteriores que vienen y se van rápidos algunas noches de estos días increíbles, y siempre antes de que pueda entender de dónde viene este intenso sabor de mandarina que me inunda, espero que llegue el momento en que el cartero llame dos veces a alguna puerta fornellenca, mi hermano demonio de la calle monturiol me vuelva a invitar al añorado medio donut y pueda mirar por fin las huertas eugenienques*(3)  nuevamente preñadas de primavera.]

    P/D1. Y com que va de metáforas, amistad, música y bilingüismo os regalo estas dos piezas que nos acompañarán sempre…
    https://www.youtube.com/watch?v=Sa7T72nWa_A : Paco Ibáñez – Palabras para Juliahttps://www.youtube.com/watch?v=bfH-OGciN3k : Pep Gimeno Botifarra – M’aclame a tu, d’Ovidi Montllor

    2. Y para estar en paz con todo el mundo, y seguir con las metáforas, el final final de esta página bilingüe en otras dos canciones que me hicieron un poco como soy.
    https://www.youtube.com/watch?v=wZAgWC9G8WY – A las barricadashttps://www.youtube.com/watch?v=lJKZWf682y4 – La Internacional

    Sebas Parra

    La Guerrilla Comunicacional

    [1] Termcat, Centro de Terminología, es un consorcio público catalán creado en 1985 con el fin de garantizar el desarrollo y la integración de la terminología catalana para la elaboración de recursos terminológicos, la normalización de neologismos y el asesoramiento terminológico, en un diálogo permanente con usuarios y especialistas.[2] Literalmente «claro y catalán» però podría traducirse por «sin pelos en la lengua».
    [3] Huertas del termino de Santa Eugenia, barrio de Girona, que rodean mi domicilio

    Més articles de

    Sebas Parra

    Perfiles en Redes Sociales