• Català
  • Español
  • Read Time:3 Minute, 2 Second

               El día 2 de enero es festivo en Granada. Se conmemora la “toma” de la ciudad por los Reyes Católicos. Una “toma” entre comillas porque, en realidad, las tropas de los “caóticos reyes”, nunca tomaron Granada. Lo que hubo fue una capitulación del rey Boabdil. Capitulaciones firmadas por invasores e invadidos que recogían el compromiso, por parte de los católicos, de respetar las costumbres, religión y propiedades de los habitantes de Granada, y que, por supuesto, incumplieron sistemáticamente iniciando una persecución implacable. 

            En principio, nada que ver esa efémeride de 1492 con la vida y muerte de Mariana Pineda, la heroína granadina liberal que fue condenada a garrote vil el 26 de mayo de 1831 por el gobierno absolutista del reinado de Fernando VII. Sin embargo, la antítesis ideológica de ambos acontecimientos ha devenido en una reivindicación que cada dos de enero convoca la Plataforma Granada Abierta bajo el lema: “TOMA NO, MARIANA SÍ”. Durante más de un siglo, cada 26 de mayo, Granada rendía homenaje a Mariana como símbolo de libertad, rebeldía y coraje. Una mujer que con tan sólo 26 años fue ejecutada por colaborar con los liberales y negarse a delatar a sus compañeros. Una conmemoración que alcanzó su máximo esplendor en 1931, durante la Segunda República, hasta que la dictadura franquista la suprimió. Lo que sí se ha mantenido, con todo el anacronismo casposo de las fiestas de moros y cristianos, es la celebración de la “toma” el 2 de enero. Granada Abierta aboga por la convivencia intercultural y está en contra de la fiesta sectaria de la toma. Por eso, cada 2 de enero, se convoca una concentración en repulsa por la fiesta de la toma y el 26 de mayo se organiza una fiesta en la plaza que lleva el nombre de la heroína con la participación de las organizaciones de mujeres y actuaciones musicales y poéticas.

             Para la Plataforma, que aglutina a una veintena de colectivos y organizaciones, Mariana Pineda, reconocida como símbolo de libertad e igualdad por la Unión Europea, merece que se la recuerde recuperando la principal fiesta popular y laica de Granada. La iniciativa, que cada año presenta la Plataforma ante el Ayuntamiento granadino, cuenta con el apoyo de intelectuales del prestigio del escritor e hispanista Ian Gibson; el poeta Luis García Montero; la biógrafa de Mariana Pineda, Antonina Rodrigo; el historiador Isidoro Moreno; Amaranta Cano, hija del cantautor andaluz Carlos Cano, uno de los fundadores de Granada Abierta y el cantaor flamenco Juan Pinilla, entre otros. 

    Estatua de Mariana Pineda en la plaza que lleva su nombre. Granada.

               El gran poeta y dramaturgo granadino y universal, Federico García Lorca, se inspiró en Mariana Pineda para una de sus obras que se representó en el teatro por primera vez en 1927, con Margarita Xirgú en el papel de Mariana.   

             Una adaptación de esa obra, creada por Javier Hernández-Simón, se estrena este año en el Teatro Español de Madrid, entre los días 27 de enero y 7 de febrero. Según Hernández-Simón, “Mariana Pineda es una persona que se atreve a perseguir sus certezas hasta las últimas consecuencias. Es una mujer que se rebela contra todo lo establecido en su sociedad moviéndose al compás de su propio corazón, un corazón libre que no entiende de normas, de géneros y que sobre todo, no entiende de miedo”.

    Ketty Castillo

    Més articles de

    Ketty Castillo

    Perfiles en Redes Sociales